Sitio web oficial de historia del Honorable Ayuntamiento de Chicxulub Pueblo

El 19 de febrero de 1718, Francisco, Nicolás, Cristóbal y Gregorio Cen donaron un solar en el camino a Conkal para la fundación de la hacienda de cofradía Santa María, sitio que destaca por la hermosa arquitectura de su casa principal y es el emblema de las haciendas y fincas del Pueblo del Cráter. El documento redactado en maya está en el Archivo General de Indias, de Sevilla.

    En 1832, la finca Chenbalam tenía como instrumentos de trabajo tres sillas vaqueras, cuatro enjalmas, dos pares de chaconeras, dos hachas, un azadón, cuatro barretas, un mazo, una cuchara de albañil y un juego de bombear, que revelan que era una hacienda en crecimiento, posiblemente en la casa principal, según el historiador Pedro Bracamonte y Sosa.

    La antigüedad de las haciendas se revela también en el Padrón general de los habitantes del pueblo de Chicxulub después de la epidemia del cólera, documento en donde se escribieron los nombres de los vecinos que murieron por esa enfermedad en las fincas San Francisco Dzidzilché, San Benito, San Pedro, Chen Balam y Guadalupe. El documento datado el 24 de octubre de 1833 también identifica a  huérfanos.

    El 28 de marzo de 1841, Antonio Rubio y José Justo María Pech informaban al gobierno en un manuscrito nombres de haciendas de Chicxulub Pueblo: Baspul, Guadalupe, San Benito, San Francisco, Chenbalam y San Pedro.

   El 29 de enero de 1865, Eusebio Pech informaba que Ángel Zalasar era propietario de las haciendas San Francisco Dzidzilché, Chenbalam y Guadalupe.

   El documento más antiguo del Libro Principal de Nacimientos del Registro Civil de Chicxulub consigna el nacimiento de la niña María Casilda Chan Chulim el 9 de abril de 1866 en la hacienda San Francisco Dzidzilché.

   El 29 de marzo de 1913, el Congreso del Estado autorizó a Miguel Martínez Romero la construcción de una línea telefónica para comunicar a su finca San Francisco Dzidzilché con la estación de los Ferrocarriles Unidos de Yucatán. El 4 de agosto de 1913, los diputados locales concedieron a Lorenzo Peón Casares conectar vía telefónica a su hacienda San José Chacán con la terminal del tren.

   El 26 de abril de 1916, el Congreso autorizó a la señora Micaela Ancona viuda de Ontiveros la explotación por su cuenta de un tranvía de tracción animal de su propiedad que una su finca Santa María con estación de los Ferrocarriles Constitucionalistas de Chicxulub. El diciembre de 1887 esta hacienda era propiedad de Ramón Ontiveros.

   Del 20 de junio al 31 de diciembre de 1952, Petróleos Mexicanos perforó un pozo de un kilómetro y 300 metros de profundidad en la finca San Antonio Baspul, que entonces pertenecía al licenciado Carlos Caseres Baqueiro. El evento que conmemoró el primer golpe de la perforadora fue filmado por los noticieros de Clasa Films.

   Ralph Roys señalaba que en la hacienda San Antonio Lactún estaba el sitio más importante de vestigios arquitectónicos mayas en Chicxulub Pueblo.

HISTORIA

LAS HACIENDAS DE CHICXULUB

INICIO

Contador de visitas