Sitio web oficial de historia del Honorable Ayuntamiento de Chicxulub Pueblo

El 4 de julio de 1886 pasó en Chicxulub Pueblo el primer tren de vapor que durante varios decenios alegró la vida de mestizas y campesinos. Partió la mañana de ese día en la estación del barrio San Cristóbal, de Mérida, donde en ambiente de fiesta los pasajeros abordaron siete vagones que arrastró la locomotora que condujo el maquinista Tomás Ruiz Osorio.

    Así fue el viaje inaugural de Mérida al puerto El Progreso del ferrocarril de vía angosta, que pasó por Cholul, Conkal y Chicxulub Pueblo antes de llegar a su destino. Por las carencias económicas de los pueblos henequeneros que recorría le llamaron Tren de la Miseria o Ferrocarril de la Pobreza, según el historiador Venancio Narváez Ek.

    El gobernador Guillermo Palomino bajó en Conkal para inaugurar con un acto simbólico el debut del tramo que iba de ese pueblo hasta El Progreso. El tren inaugural enganchó dos carros atestados de pasajeros de un tren que llegó a Conkal desde Tixkokob, y siguió su curso a la costa.

    Después del viaje de poco más de 46 kilómetros, el Tren de la Miseria llegó a El Progreso, donde el profesor Rodolfo Menéndez de la Peña leyó en el palacio municipal versos que escribió inspirado en el suceso:

    ¡Piedra blanca, piedra blanca

    para marcar el suceso

    que en la expansión noble y franca

    une a Mérida y Progreso!

    El día de su inauguración, el Ferrocarril de la Pobreza partió de El Progreso a las 12.30 de la tarde en su regresó a la capital yucateca.

    Antes de llegar a Chicxulub Pueblo en su paso a El Progreso en julio de 1886, los ferrocarriles de la empresa que administraba el Tren de la Miseria sólo llegaban a Conkal, pueblo a donde la primera locomotora llamada Conkal arribó el 5 de mayo de 1883 con los maquinistas Francisco Ontiveros, Rodrigo Franco, Aurelio Andrade, Gregorio Ku y Faustino Pech. Los mecánicos eran Antonio Tun, Clemente Durán y Eleuterio Trejo.

    En 1897, el Ferrocarril de la Pobreza extendió sus vías sobre el muelle Cantón, de El Progreso, que era administrado por la empresa ferroviaria del general Francisco Cantón Rosado y la compañía The York and Cuba Mail S.S. Co.

    “¡Vamos a alcanzar el tren¡”, exclamaron muchos años con alegría los habitantes del Pueblo del Cráter antes de abordar los vibrantes vagones de tercera clase del ferrocarril que transportó miles de toneladas de sóoskil que se embarcó a Estados Unidos.

     En sus inicios, el Tren de la Miseria salía de la Estación de Ferrocarriles de Mérida, terminal  ubicada en la céntrica calle 65 por 48 y 46 de San Cristóbal. Con el paso del tiempo, partió de la moderna Estación Central, en el barrio de La Mejorada, hermoso edificio que se puso en servicio el 15 de septiembre de 1920.

     El edificio de la ex estación de Chicxulub Pueblo se construyó después de 1906. Un documento catastral señala que en su lugar antes de ese año sólo había una casona de madera, que posiblemente fue su primer local, el cual se habría usado en el viaje inaugural de 1886.

    Durante muchos años, el escandaloso galope del caballo de hierro arrancó las sonrisas de los chiquitos de Chacxulub Chen. Era una costumbre recibir a los pasajeros o comprar el periódico capitalino en la estación.  Sin embargo, como todo en la vida, nada es eterno. El Ferrocarril de la Pobreza tuvo que despedirse. Las ruidosas máquinas dejaron de visitar el Pueblo del Cráter. El servicio se suspendió y los rieles se retiraron a mediados del siglo XX.

    Un día no regresó el tren a Chicxulub Pueblo y los moradores nunca más se acercaron a la taquilla a comprar su boleto. Jamás se volvió a oír el silbato del Tren de la Miseria.

HISTORIA

EL TREN DE CHICXULUB

INICIO

Contador de visitas